Saltar al contenido
Dientes 10

Flemón Dental: Causas y Tratamientos

flemon-dental

En algún momento de nuestras vidas hemos tenido que escuchar flemón dental, pero ahora si padecemos esto es necesario que sepas que esta es considerada como una de las enfermedades dentales más dolorosa, esta se manifiesta como una inflamación del tejido blando que se encuentra en la encía de nuestros dientes.

Flemón Dental: Causas y Tratamientos
5 (100%) 8 votes

La inflamación que se produce en esta enfermedad es debido a una infección bacteriana que afecta y daña la raíz de la dentadura, ocasionando así una formación de pus depositada en el área afectada, la aparición de este pus se debe a la respuesta de nuestro sistema inmunológico ante el ataque de los microorganismos bacterianos.

Esta enfermedad dental, puede tener diversas causas entre las que se encuentran las caries mal tratadas o descuidadas, traumatismos o lesiones dentales así como periodontitis, teniendo consecuencias perjudiciales como ruptura de dientes o la pérdida total de los mismos. El flemón dental puede causar molestias cuando masticamos al igual que un dolor intenso.

Por su parte el pus que se acumula en la encía, genera un mal sabor de boca y mal aliento incrementando en gran manera nuestra sensibilidad dental, es por esto que lo recomendable es evitarla manteniendo una buena higiene dental acompañada de revisiones y visitas constantes al odontólogo.

Para nuestro alivio, existen métodos y formas de tratar el flemón dental, el cual se desarrolla debido a la existencia de la microbiota bucal en donde se desarrollan las bacterias, estas se mantienen controladas si mantenemos una adecuada higiene, sin embargo si las bacterias encuentran condiciones pueden desarrollarse creando infecciones y problemas dentales.

7 Tratamientos para el Flemón dental

El flemón dental, es una infección bacteriana que causa una inflamación de las encías, esta inflamación es la acumulación de pus como resultado de una respuesta inmunológica, sin embargo esto nos ocasiona dolor y malestar y de no tener cuidado puede llegar a afectar los huesos que sujetan a los dientes y allí las afectaciones son irreversibles.

El flemón dental, puede resultar por alguna enfermedad en nuestras encías producto de una higiene bucal inadecuada, no obstante si tenemos un sistema inmunológico débil también podemos llegar a padecerla, otras posibles causas son la gingivitis, dientes partidos o infecciones, pero para combatirla existen ciertos tratamientos a los cuales podemos acudir.

Semilla de sésamo

Una medicina natural muy utilizada para tratar diversas afecciones es la semilla de sésamo, ésta debido a sus propiedades antibacterianas pueden combatir efectivamente el flemón dental en tu boca, su acción se basa en combatir las bacterias inhibiéndolas de manera tal que la infección se reduce de manera radical aliviándonos a su vez del dolor y malestar general.

Es importante que tengamos cuidado con nuestra boca y en especial de nuestros dientes, ya que ellos son prácticamente nuestra carta de presentación, nada como una buena sonrisa, y es que muchas personas poseen una mala costumbre de hacer sonar o rechinar los dientes siendo propensos a lesiones orales.

Estas lesiones orales resultan en cortes y heridas bucales que propiciaran un ambiente ideal para el desarrollo de bacterias y hongos por lo que la semilla de sésamo buscaran combatir toda esta condición, revirtiendo gradualmente las acciones que crean las bacterias en nuestra cavidad bucal, especialmente en la encía de nuestros dientes.

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de semillas de sésamo
  • Una taza de agua

Preparación y aplicación:

Para preparar este tratamiento añadiremos 5 cucharadas de semillas de sésamo en una taza con agua, esta mezcla la vertimos en una olla y la colocamos al fuego hasta que hierva, una vez hervido con la ayuda de un colador de tela separamos las semillas y los residuos del agua, para esto utilizaremos dos tazas diferentes, una para las semillas y residuos y otra para el agua.

Luego tomaremos las semillas y la trituraremos hasta lograr obtener una pasta espesa la cual aplicaremos sobre la zona afectada, esta pasta la mantendremos allí durante unos 25 minutos aproximadamente, después de haber hecho esto con el agua que hemos separado en la otra taza enjuagaremos la boca, el proceso lo debemos repetir todos los días para aliviar la inflamación.

Solución de sal tibia

La sal es un desinfectante ideal para atacar y combatir las bacterias que se desarrollan en la microbioita de nuestra boca, su mezcla con agua tibia aliviara el dolor dental siendo un remedio ideal para el flemón dental, es considerado por los experto en la medicina bucal que enjuagar la boca con agua salada ayuda a prevenir los brotes bacterianos.

El agua tibia también le añaden a este tratamiento un toque especial medicinal, esta ayudará a relajar y calmar los nervios reduciendo la inflamación y matando las bacterias, la sal por su parte es rica en propiedades antinflamatorias y antimicrobiana la cual también ayudará a aliviar el dolor y la hinchazón, contribuye también a combatir la placa dental.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de sal común
  • 1 vaso de agua tibia

Preparación y aplicación:

Para preparar este tratamiento mezclaremos la cucharada de sal en el vaso de agua, agitamos hasta que la sal se haya disuelto completamente, luego tomaremos un sorbo de la mezcla y haremos buche con ella durante medio minuto haciendo énfasis en la zona afectada, debemos repetir esto hasta que acabemos con el agua del vaso, dos veces cada día.

El Clavo de olor

El clavo de olor, es considerado un antibiótico natural por excelencia, al igual que el aceite que proviene de él es muy útil para diversas afecciones, con el uso o la aplicación de él, combatiremos las infecciones bucales, disminuyendo el malestar causado por el flemón dental, es por esto que el clavo de olor es un potencial tratamiento para controlar las irritaciones derivadas de la infecciones bucales.

El clavo de olor activa el eugenol el cual es un compuesto activo eficiente para relajar los nervios doloridos y los entumecimiento de las encías, sus propiedades ayudaran a activar dicho compuesto que nos evitará la sensibilidad dental que nos impide comer o masticar alimentos con temperaturas extremas.

Entre las propiedades que posee el clavo de olor están las anestésicas, las antisépticas y antibacteriana, siendo ideal para tratar los dolores de dientes, permite reducir la hinchazón y la irritación derivada del flemón dental.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de polvo de clavo de olor
  • 2 cucharadas de agua
  • Aceite de clavo de olor (opcional)

Preparación y aplicación:

Esta mezcla la prepararemos tomando la cucharadita de polvo de clavo de olor, las dos cucharadas de agua y la mezclamos en una taza hasta formar una pasta, la cual colocaremos sobre el flemón durante unos 20 minutos aproximadme, enjuagando nuestra boca posteriormente.

Como alternativa tenemos el aceite de clavo de olor el cual podemos aplicar en nuestra boca con la ayuda de un poco de algodón empapado en el aceite, este es ideal si nuestro flemón viene acompañado de mucho dolor, también lo dejamos actuar durante 20 minutos tres veces al día, aliviándonos del dolor.

El ajo

El ajo es conocido por su potencial medicinal y antibiótico, lo que lo convierte en un remedio ideal para sanar el flemón dental, sus propiedades que también incluye anti inflamación combatirá las bacterias que contribuyen a la formación del flemón aportando alivio y reducción de la inflamación reduciendo también la sensibilidad dental ante los alimentos fríos o calientes.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • Agua para enjuagar la boca

Preparación y aplicación:

El diente de ajo lo tomamos y lo trituramos hasta obtener una pasta concisa, esta pasta la colocaremos en el área donde tenemos el flemón y la dejamos actuar alrededor de 15 minutos, luego la escupimos, también se puede mezclar con aceite de clavo de olor y hacer una pasta que también colocaremos en nuestra boca durante el mismo tiempo para luego enjuagar.

5.    Mezcla de cúrcuma y sal

La mezcla de cúrcuma y sal proporcionaran un tratamiento eficiente para combatir el flemón dental, pues la cúrcuma es un antibiótico ideal para regular el desarrollo de las bacterias en nuestra boca, por su parte la sal mejora el remedio ofreciendo propiedades antisépticas que limpiaran y desinfectaran nuestra dentadura.

Esta mezcla contribuye con la disminución de la inflamación, reduciendo el dolor lo cual nos aliviará en gran manera, pues ataca de raíz la infección bacteriana causante del flemón e impide su avance hacia el huso que sostiene los dientes.

Como bien se sabe la cúrcuma nos ayuda a mantener la salud bucal por sus propiedades antimicrobianas y antinflamatorias, deduciendo el dolor y la inflamación de los tejidos de las encías.

Ingredientes:

  • 2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de aceite de clavo de olor

Preparación y aplicación:

Mezclamos las dos cucharaditas de cúrcuma con la de sal, luego le agregamos la cucharadita de aceite de clavo de olor, hasta obtener una pastea bien espesa, la cual colocaremos en nuestro flemón dental y sus alrededores, la dejamos allí durante 30 minutos y luego retiramos, podemos repetir este proceso cada tres horas para que mejore nuestra condición bucal.

Cúrcuma cocida

Como ya hemos conocido las propiedades de la cúrcuma, vemos que por si sola puede ser muy eficaz para combatir nuestro problema de flemón dental, su alto contenido de curcumina la convierte también en un antibiótico natural por excelencia para nuestro organismo.

Con este tratamiento de cúrcuma cocida estaremos atacando las bacterias que forman la infección, disminuyendo la hinchazón y el malestar, la ventaja de este tratamiento es que es algo que podemos encontrar fácilmente en nuestra cocina.

Ingredientes:

  • 3 raíces de cúrcuma de 1 pulgada cada una
  • 2 cucharadas de agua
  • Un poco de aceite comestible
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo (opcional)
  • 1 vaso de agua (opcional)

Preparación y aplicación:

Tomamos las 3 raíces de la cúrcuma y la colocamos en un sartén preparado previamente al fuego con aceite y las dejamos freír por 10 minutos aproximadamente, apagamos y dejamos enfriar hasta que se pongan lo suficientemente frías para ser trituradas y vueltas polvo, podemos utilizar una máquina de moles o molino de maíz para hacer este polvo.

Cuando ya obtengamos el polvo le colocamos 2 cucharadas de agua y mezclamos hasta formar una pasta que colocaremos tópicamente sobre la zona afectada dejándola que actúe por 30 minutos.

La cúrcuma en polvo también la podemos utilizar como enjuague bucal disolviéndola en un vaso de agua, esta mezcla es ideal para combatir el afloramiento de bacterias, la cúrcuma al ser cocida repotencia y nos aporta de mejor manera sus propiedades curativas.

Aceite Tirando

Este por ser el último no escatima en su efectividad para tratar la infección del flemón, el aceite de tirano es un método que está causando una revolución en la forma como se tratan las infecciones orales actuales, su uso es muy antiguo pero es poco conocido y ha demostrado su efectividad en la aplicación a diversos pacientes de infecciones bucales.

Su efectividad se basa en desinfectar nuestra boca limpiándola de residuos tóxicos responsables de las infecciones y demás enfermedades dentales, la técnica consiste básicamente en hacer buches con aceite en nuestra boca, haciendo un hincapié especial en el área afectada donde tenemos el flemón dental, esto atacará las bacterias de manera eficiente.

Lo que nos brindará un alivio al dolor y las infecciones, según la asociación Dental Americana ADA, es un método recomendado para combatir toda afección de las encías y desinfectar nuestra boca de microorganismos bacterianos, en su aplicación se pueden implementes diversos tipos de aceites siendo el ideal el aceite de coco orgánico.

Ingredientes:

  • 2 cucharada de aceite de coco orgánico
  • Agua tibia

Preparación y aplicación:

Tomamos las dos cucharadas de aceite de coco orgánico y la dejamos en nuestra boca, una vez allí comenzamos a hacer buches durante 15 minutos aproximadamente concentrándome lógicamente en la zona dañada. Luego escupimos y enjuagamos con agua tibia, esto lo podemos hace 3 veces al día, todos los días y veremos cómo mejoramos.

Con todas estas técnicas y tratamientos podemos tener una cura y un alivio garantizado ante esta enfermedad dental como lo es el flemón dental, recordemos que de una buena higiene bucal dependerá la salud de nuestros dientes.

Otras enfermedades dentales que te pueden interesar:

Vídeo sobre el flemón dental

Referencias y Fuentes

Compartir es vivir, comparte esta información sobre los dientes para que llegue al máximo de personas posibles, sólo hay que hacer click en los botones que tienes más abajo. Gracias por ayudarnos.

flecha-social

Total
error: Content is protected !!