Saltar al contenido
Dientes 10

Pulpitis: Tipos, Causas y Tratamientos

pulpitis

Puede que en diversos momentos sientas un moderado o intenso dolor de muela, lo cual puede llegar a sobresaltarnos y quitarnos la tranquilidad, si estamos sintiendo esto probablemente podríamos estar padeciendo de la pulpitis, esta es producida cuando la caries ya ha llegado al nervio (la pulpa) que se ubica en el interior del diente ocasionándonos dolor y malestar.

Pulpitis: Tipos, Causas y Tratamientos
5 (100%) 6 votes

Es por ello, que cuando la caries ya ha afectado al nervio dental, esta inflama la pulpa dando como resultado una pulpitis, es aquí cuando algo que vemos tan simple y sencillo como una caries se complica haciéndola más difícil de tratar. La pulpa dental que se ubica en el interior de nuestros dientes, puede ser afectada también por diversos motivos.

De lo anterior, podemos entender entonces que la pulpitis no es más que la inflamación de la pulpa dental o nervio de los dientes, esta suele afectar frecuentemente a las personas, en la pulpa se ubica el tejido conectivo laxo, en donde podemos encontrar los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos, este nervio es el indicativo de la salud de los dientes para los dentistas.

En la pulpa dental se produce la dentina, la cual de manera constante va formando nuestros dientes, este nervio también responde muy sensitivamente a los estímulos que se le apliquen, no obstante la misma formación de dentina le sirve como defensa ante las agresiones externas, evitando de esta manera que se introduzcas microorganismos que afecten la salud dental.

El principal causante de la pulpitis son las caries, a través de estas las bacterias comienzan a invadir la estructura dental deteriorándolos, a su vez puede ser originada por traumatismo o periodontitis en casos extremos. A continuación conoceremos un poco más sobre esta enfermedad, los tipos, los síntomas y tratamientos.

Tipos de pulpitis

La pulpitis es un proceso donde se inflama la pulpa dental, esta es un tejido blando donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos, puede ser causado por caries, infecciones, fracturas dentales o por malas prácticas odontológicas.

Debido al origen de la inflamación se pueden diferenciar los tipos de pulpitis, cada una presenta sus síntomas y signos que los diferencias, a continuación vamos a conocerlos.

tipos-de-pulpitis

Pulpitis reversible

Cuando la inflamación de la pulpa es leve podríamos hablar de pulpitis reversible, esta generalmente es originada por cualquier cosa que inflame la pulpa o nervio dental.

No obstante, entre los causantes más comunes las caries que aún no alcanzan el nervio y afectan someramente la pulpa, la erosión de los dientes que han llegado a la dentina, la perforación que hace el odontólogo cuando realiza los empaste o prepara la corona de un diente, también la puede ocasionar la fractura de esmalte dental y la limpieza intensiva de las raíces de los dientes.

Los síntomas de la pulpitis reversible pueden ser muy variantes, incluso puede que no lleguemos a sentir nada en lo absoluto, pero también se pueden sentir dolores intensos, en especial si los dientes son estimulados por cosas como el frio o el calor, cosa que teniendo nuestra boca sana no nos causaría ninguna sensación dolorosa o molesta.

Es por ello, que si al comer helado o algo frio te provoca un intenso dolos dental que puede desaparecer rápido cuando ya pasa el frio lo más probable es que sufras de pulpitis, lo bueno de esta enfermedad dental es que al ser reversible es que podemos revertirla tratándola de manera adecuada.

Un tratamiento básico que podemos tener para combatir la pulpitis irreversible es el cepillado constante de los dientes, después de cada comida, al levantarnos y acostarnos, al igual que el uso adecuado de hilo dental y de enjuague bucal, esto poco a poco pero de manera constante ira remineralizando la cavidad sanándola, desapareciéndola proporcionalmente.

Pulpitis irreversible

Cuando la pulpitis es considerada irreversible, es porque ha ocasionado una inflamación severa de la pulpa de los dientes, esta es producida generalmente después que se ha pasado la pulpitis reversible y no ha sido tratada adecuadamente incrementando su afección, teniendo la pulpitis irreversible casi las mismas causas que la reversible.

Además de las causas que ya pudimos ver de la pulpitis reversible, en la irreversible se puede apreciar, cuando un dentista trata de eliminar la dentina acumulada en los dientes y en este proceso se topa con la pulpa, afectándola, también puede ser originado cuando el flujo de sangre que se dirige a la pulpa es disminuido o eliminado.

También las caries profundas que afectan mucho a la pulpa así como la producción exagerada de bacterias bucales, mientras más presión sienta la pulpa, nuestro sistema inmunológico responderá con mayor intensidad estrangulando los vasos sanguíneos ocasionando de esta manera la muerte de la pulpa o nervio de los dientes, esto se conoce como necrosis pulpar.

Cuando una persona tiene pulpitis irreversible sus síntomas pueden varias mucho, este puede ir desde ningún síntoma hasta dolores tan intensos que son insoportables, generalmente con la pulpitis irreversible nuestros dientes se vuelven extremadamente sensible a los pequeños cambio en la temperatura de los alimentos o incluso el aire externo.

A diferencia de la pulpitis reversible en la irreversible el dolor se mantiene por un tiempo más prolongado, lo trágico de este tipo de pulpitis es que una vez que se padece no existe cura, la única solución posible es sometiéndose a tratamiento con el odontólogo donde este remueva la pupa muerta y la reemplace son material aislante, también se puede extraer el diente.

Tratamientos para la pulpitis

Lo ideal para tratar la pulpitis siempre será la asistencia médica, al igual que las prácticas preventivas como el mantenimiento de una adecuada higiene bucal, el cepillado constante de los dientes, el uso frecuente de hilo dental y de enjuagues bucales, sin embargo existen diferentes remedios que nos pueden ayudar también a aliviar los síntomas de la pulpitis.

Si nos encontramos en nuestro hogar y padecemos de esta enfermedad, lo cual nos ocasiona dolor intenso podemos encontrar diferentes formas de aliviarlo, a continuación veremos los diversos tratamientos caseros para la pulpitis.

tratamientos-para-pulpitis

Bolsas de hielo

Como hemos podido ver la pulpitis es originada por una inflamación en la pulpa dental, esta inflamación nos causa un dolor terrible que muchas veces se nos hace difícil de soportar, sin embargo podemos utilizar un método muy antiguo para disminuir este dolor tan intenso y disfrutar de una agradable calma.

Este método es la bolsa de hielo, para ello lo que debemos hacer es tomar un poco de hielo y meterlo en una bolsa y luego introducirlo en nuestra boca, con la ayuda de nuestra lengua hacer presión hacia el lugar donde sentimos el dolor, también podemos ayudarnos con nuestros dedos, debemos dejar la bolsa allí hasta donde soportemos el frio.

Con esta técnica veremos cómo prontamente se nos aliviará el dolor y nos volverá la calma, el frio actúa directamente sobre la inflamación relajando los nervios y disminuyendo de esta manera el dolor producto de la hinchazón, esto lo podemos hacer cada vez que sintamos dolor, y que nuestra dentadura no sea sensible a las temperaturas frías.

Aceite de clavo de olor

El aceite de clavo de olor, es un relajante natural muy efectivo para relajar los nervios y reducir el dolor, este tendrá una acción directa en nuestra inflamación de la pulpa brindándonos el alivio que tanto necesitamos.

Para aplicarlo debemos empapar en un poco de algodón unas cuantas gotas de aceite de clavo de olor y colocarlo en la pieza dental afectada o si hay perforaciones por la caries dentro de la cavidad dental, lo que permitirá un alivio inmediato del dolor por las propiedades del aceite.

Otra forma que podemos utilizar para aplicarlo y reducir la hinchazón de la pulpa dental es enjuagar previamente la boca con agua tibia y sal, de manera que desinfectemos nuestra boca y ataquemos las bacterias causantes de la hinchazón, luego de esto podemos aplicar el aceite de clavo de olor para mejorar los resultados.

Medicamentos que no necesitan prescripción médica

En los casos en el que presentemos dolor debido a la pulpitis, también podemos encontrar alivio en medicamentos que no requieren de prescripción médica, un ejemplo de esto es el Oralgel, cuando lo apliques él se encargará de adormecer eficazmente los nervios que rodean los tejidos del diente así como su pulpa.

Cuando apliques este medicamento procura usarlo moderadamente, ya que al relajar tus músculos puede afectar tu garganta, dejándola inmóvil provocándote sofocación. Otros medicamentos alternativos son el ibuprofeno muy útil para la inflamación y el dolor así como otros analgésicos tales como el combiflam.

Líquidos

Cuando padecemos de dolor bucal debido a la pulpitis, lo más ideal es evitar forzar las encías y los dientes ingiriendo alimentos sólidos, en especial si son fuertes al masticar, por eso es recomendable que ingieras mayormente alimentos líquidos para evitar que se deteriore aún más tu condición.

Para eso puedes iniciar una dieta líquida que te durante varios días hasta que tu dolor se alivie y la hinchazón se reduzca, puedes optar por diversos jugos como el de naranja, zanahorias, remolachas u otros, para que no te veas tan afectado al momento de consumirlos puedes evitar beberlos muy fríos ya que la pulpitis pone los dientes muy sensibles a los cambios de temperatura.

Agua Salada

La sal es un desinfectante natural que actuará en nuestra boca combatiendo las bacterias que causan la pulpitis, lo que creará condiciones ideales para un equilibrio en la microbiota y mayores oportunidades para disminuir la hinchazón.

Este tratamiento lo aplicaremos tomando una cucharada de sal común y añadirla sobre un vaso por agua a la mitad, mezclarlo hasta que desaparezca la sal, luego con la mezcla podemos hacer gárgaras tres veces por días, para aliviar nuestro dolor. El agua de sal también la podemos mantener por más tiempo en la zona de la boca que se encuentra afectada y escupirla luego.

Aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té es un remedio natural muy efectivo para aliviar los dolores provenientes de la pulpa dental y demás partes del conducto radicular. Para su aplicación colocaremos algunas gotas del aceite de árbol de té en un vaso de agua caliente soportable para nuestra boca y con esta mezcla enjuagar la cavidad bucal para el alivio del dolor.

Este tratamiento lo podemos combinar con el de las gárgaras de sal, una vez la sal haber desinfectado nuestra boca, es momento ideal para que el aceite de árbol de té actúe para aliviar la hinchazón y el nervio dental.

Aceite de oliva

El aceite de oliva, es otro relajante de los tejidos bucales ideales para disminuir la sensación de dolor en la cavidad bucal, para su aplicación tomamos un poco de algodón y lo empapamos completamente de aceite de oliva, este algodón lo colocaremos en el diente adolorido y presionaremos suavemente nuestra dentadura de modo que las gotas de aceite penetren hasta la pulpa.

Cuando el aceite de oliva entre en contacto con la pulpa, estará brindándonos una relajación de los nervios del tejido disminuyendo la hinchazón, calmando el área afectada.

Jugo de cebolla o ajo

Puede que este método nos resulte repugnante pero es muy eficaz tanto para desinfectar como para aliviar, pues el ajo es un antibiótico natural por excelencia que debido a sus propiedades atacará las bacterias responsable de la inflamación de la pulpa dental, aliviando con esto el dolor intenso causado por la pulpitis.

Una de la formas en que podemos hacerlo es masticando la cebolla y el ajo para extraer su jugo directamente en nuestra boca, brindándonos una cura al problema dental, sin embargo si esto nos resulta difícil o engorroso también podemos exprimir la cebolla o el ajo en un envase o vaso y beberlo como un jugo o medicina, esto nos dará resultados efectivos.

Si no deseamos tener la sensación desagradable en nuestra boca después de consumirlos podemos comer un poco de azúcar después de tomar el jugo o chupar un caramelo, chupeta o algo dulce que nos haga olvidar el sabor.

Como vemos la pulpitis es un problema dental simple que se puede volver complejo, no olvidemos tener un cuidado preventivos con nuestra dentadura, de nuestra parte depende mantener nuestros dientes salvos y sanos de cualquier enfermedad dental.

Otras enfermedades dentales que te pueden interesar:

Vídeo sobre la pulpitis

Referencias y Fuentes

Compartir es vivir, comparte esta información sobre los dientes para que llegue al máximo de personas posibles, sólo hay que hacer click en los botones que tienes más abajo. Gracias por ayudarnos.

flecha-social

Total
error: Content is protected !!